domingo, 15 de enero de 2012

Postración



Desde niño, siempre le dijeron:
                 ¡¡Deja la ociosidad!!

Cuando se intentó levantar una intensa luz le cegó,
al preguntarse qué pasaba una mano le tomó del hombro
y le contestó..... .  ¡No lo intente!

2 comentarios:

solosalo13 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kuskunku dijo...

Zaz! el kambio, veloz e imprevisible...
pero aun ni así es tarde para levantarse, re-aprender y realmente ser kon la conciencia de estar vivo!...:)