miércoles, 9 de julio de 2014

Diacronía del Yo


Transiciones se viven a diario.


La mirada repasa la imagen, ornamento del muro y memoria fresca, a la par la mente evoca facetas fundamentales e inolvidables en un corto segmento de vida de algo más de dos décadas. Es una parada de sentir profundo y pensar complementario, varios segundos se suceden y un imperativo emerge...


¡¡ Mírate !!



Se revisan muchísimas respuestas ante lo vivido, a la larga muy pocas para las venideras y sin embargo emocionan el ánimo porque de eso se trata el existir, de ir sumando y continuar por donde se desea marcar el trayecto. Van apareciendo las sensaciones y es un verdadero recuento en que la felicidad ha sido  recurrente.


Esto es lo que eres... y ... en esto te estás convirtiendo...


Una a una las fibras emocionales se sacuden con el instante maravilloso que se presenta en el devenir personal, y emerge aquella inicitaiva de interiorizar la reacción, aprehenderla y sentirla en su máxima expresión. De pronto todo aquello que se ha percibido adquiere un significado renovado porque vivir es mucho más intenso, mucho más real desde que la magia se volvió ser.


Y en este narrador ahora hay un decidido anhelo que sólo supo despertar con tu milagrosa presencia, con tu carácter atractivo y cariñoso, con tu afecto tan noble y con este entregar mutuo que hace que el compartir juntos sea tan mágico e inenarrable.




Porque saberse amado por dos corazones tan maravillosos y palpitantes es un revivir, porque eres TÚ la que ha labrado mi día a día de vibrantes y grandiosas sonrisas, porque eres TÚ por quien mi ser suspira enamorado. 

Y por todo esto le agradezco infinitamente a la vida...


KINTI WARMIKU KANTAMI KUYANI

1 comentario:

Pame Hidalgo dijo...

Soy lo que ves y a la vez lo que inventas. Voy de tu mano deslizándome en palpitaciones enamoradas. Beso tus labios derramando deseo; me abrazo a tu pecho, amándote. Te deseo, te amo. estoy aquí para ti, libre y decididamente..jodidamente enamorada, encantada!